información                                                                 ↩︎

Me he formado y me dedico a las artes escénicas. En esta dedicación mi práctica se mueve de unos medios a otros siempre en relación a experiencias que encuentran su sentido en el momento en el que se comparten. En la búsqueda de dar otros usos a estos saberes específicos, me invento proyectos culturales que consisten en generar procesos de aprendizaje que dialogan a través de prácticas artísticas.

Desde la experiencia, formas y expresiones contemporáneas, imagino un contexto de conexión, relación, pluralidad y emancipación entre comunidades variopintas, personas/grupos/colectivos/instituciones. Facilito contextos en los que la mirada al cuerpo y los cuidados son el punto de partida. Pensar las artes de lo vivo como un lugar de emancipación, me lleva a lugares de atención, compromiso y presencia para favorecer formas de autogestión de la vida.

No sólo se trata de hacer comunidad o paliar la falta de accesibilidad a según que marcos, por el camino, es vital también cuestionar las bases y fundamentos de este conocimiento como únicas y válidas formas de saber, hacer y pensar. Al revalorizar la intimidad y lo subjetivo desde el cuerpo móvil se pone de manifiesto el poco espacio que se da a cuerpos y perspectivas que nos podrían enseñar algo de lo propio desde sus particularidades y formas diversas.












Mi principal interés pasa por generar contextos de aprendizaje y convivencia a través de prácticas de lo vivo. Como forma de estar juntas, pienso en actividades de encuentro donde las diferentes prácticas en juego se afectan y se dejan afectar animando a la pluralidad de propuestas y perspectivas.

















Trabajo desde la idea de proximidad. A un artista u obra de arte o exposición. Proximidad a museos, centros de arte, espacios culturales. Proximidad a personas, colectivos o instituciones artístico-culturales. Me parece vital poner el cuerpo y los afectos-cuidados en el centro de cada proceso como herramientas de sensibilización, aprendizaje o forma de conocimiento. Me interesan los procesos de colaboración con agentes donde la práctica o propuesta este vinculada a modos de vida y experiencias compartidas; desplazar el orden perceptivo de las cosas desde lo visual/contemplación hacia el eje escucha/atención/compromiso.




































Al mismo tiempo me reconozco en un permanente laboratorio desde donde investigar y analizar sobre los encuentros públicos, prácticas artísticas, los contenidos, formas de aprendizaje y maneras de estar juntas. Facilitar encuentros para compartir conocimientos y establecer redes y otras maneras de hacer/pensar. Revalorizar la producción de conocimiento y la representación de la vida a través de las prácticas artísticas mixtas,  cuestionar los límites proponiendo maneras móviles, flexibles y adaptables a lo que nos ocupa. Re-pensar nuestras prácticas para favorecer aperturas al mundo desde un cuerpo plural permeable.





             










Participar del cuerpo es un campo de acción que a través de herramientas dancísticas, las artes vivas o escénicas se propone re-dirigir la mirada hacia el cuerpo como un acto de emancipación.  
En este “re-dirigir la mirada” se invita a explorar perspectivas que de alguna manera están atravesadas por los afectos, los cuidados, la identidad. Estas palabras hacen referencia a cuerpos que se comportan desde lógicas del deseo, cuestionan sus orígenes y generan vínculos que van más allá de lo biológico y lo territorial.
Esta manera de mirar nos permite cuestionar el orden de lo visible y observar todo lo que ocupa el espacio público con una mirada crítica y quizás transformarlo en un campo más variable.



















Revalorizar la intimiddad, la subjetividad y el cuerpo somático pone de manifiesto la duda y la crisis como motores de cambio. Abrir un espacio para redefinir lo público, sus formas de acceso y  sus contenidos. Participar del cuerpo no desea lanzar un mensaje sino poner lo que percibimos en circulación
.


















Pensar en cómo nos movemos, comportamos o relacionamos en los contextos públicos nos ayuda a redefinir los conceptos de normalidad y naturaleza. El acto de naturalizar o normalizar no siempre ocurre a través de estrategias de mímesis, producción o reproducción. De hecho, el uso reiterado de estas estrategias contribuye a crear escenarios concretos y definidos, poco flexibles y limitados en su expresión. Esta lectura de la realidad nos permite alejarnos de la idea de cuerpo como archivo orgánico que aprende, repite y representa para fomentar acercamientos  conscientes entre lo que nos interesa. Amplificar el espacio entre lo que se piensa y dice re-ubicando la presencia/pensamiento/acción desde valores no predeterminados.





(in)timida(r)d

haciendo uso del concepto
ENTRENAMIENTO.
Un espacio de cuidados. 

⌈ pide información ⌉



bailarina bípeda

casos de estudio. TEORÍA
Y PRÁCTICA
. Analizamos formas de profesionalidad.


⌈ pide información ⌉

coreografiar lo públicoCREACIÓN PERFORMATIVA/ 
COREOGRÁFICA/COLECTIVA

¿qué podemos hacer con el espacio plural?


⌈ pide información ⌉


encuentros bio-familiares
/los lazos
casos de estudio: CONSTRUCCIÓN
DE LOS AFECTOS I


⌈ pide información ⌉

encuentros NO bio-familiares
/los deseos
casos de estudio: CONSTRUCCIÓN
DE LOS AFECTOS II


⌈ pide información ⌉